ELFOS DE LA TIERRA DE AMAN

Preaviso para escribirmeHistoria de los elfos que han vivido en Aman desde la llegada de los Primeros Nacidos:


Elfos en el Gran Viaje

    En la época del Despertar de los elfos, llegó el Vala Oromë, e invitó a los elfos a viajar a la tierra de la Luz Eterna, Aman, hasta Eldamar, el país que los Valar habían preparado para los elfos, para que no vivieran bajo la sombra de los terrenos que una vez fueron de Melkor. Casi todos decidieron emprender el viaje hacia Occidente y recibieron el nombre de Elfos del Oeste, o Eldar. Los que decidieron quedarse se llamaron elfos del este, o Avari, los «renuentes», (en la Tercera Edad del Sol corresponderían a los Elfos del Bosque Negro, pueblo de Legolas). Los elfos del este decayeron y se convirtieron en espíritus menores, mientras que los elfos del oeste se hicieron poderosos y famosos.

    Tres linajes formaban luego el grupo de los Eldar, los elfos que hicieron el Gran Viaje, y se dice poco en las Historias Escritas sobre el Primer Linaje, cuyo rey, Ingwë, era el Gran Rey de todos los elfos. Esta raza es la de los Vanyar, conocidos también como Hermosos elfos. Parecen de oro, porque sus cabellos son los más rubios de las muchas razas que habitan en Arda. Son los que más sintonizan con los Valar, que les otorgan su amor. Ellos fueron hasta las Tierras Imperecederas rápidamente, sin pararse por el camino como los otros dos linajes de los Eldar. Fueron los primeros que se instalaron en Eldamar ("hogar de los elfos"), y por ello recibieron todo el amor y las bendiciones de los Valar.

    Poco han tenido que ver los Vanyar con los hombres. Sólo en una ocasión regresaron a la Tierra Media y fue para luchar contra Morgoth el Enemigo en la Guerra de la Ira con los Noldor, con la que acabó la Primera Edad del Sol.


Ciudad de Aqualondë, de los Teleri

    Durante los primeros días de estancia de los Vanyar en las Tierras Imperecederas, edificaron con los Noldor la ciudad de Tirion sobre la verde colina de Tuna. Era ésta una gran ciudad de blancas murallas y torres, y la más alta torre de todas las construidas por los elfos era Mindon Eldaliéva, la Torre de Ingwë. En lo alto brillaba una lámpara plateada que alumbraba los Mares Sombríos. Pero, transcurrido un tiempo, los Vanyar prefirieron la Luz de los Árboles, porque los inspiraba a la hora de hacer poemas y canciones, que es lo que más les gustaba. Por ello, construyeron en Eldamar ciudades llenas de bosques, o vivían en el interior de los bosques que rodeaban las ciudades de Eldamar. Se quedaron debajo de la sombra de los Valar. Se dice que los Noldor siguen viviendo bajo la protección de los Valar, y con ellos se hacen más poderosos cada día.

    Los Noldor, cuyo nombre significa "conocimiento" se quedaron en Tirion. Formaban el segundo linaje de los Eldar. Ellos hicieron las Joyas Sagradas, los Silmarils (Fëanor) y los Anillos del Poder. Cuando los dos Árboles de los Valar daban luz a toda Arda (pues así se cuenta), el Rey de los Noldor fue Finwë. Fueron los primeros que extrajeron gemas de lo más profundo de las montañas al pie de Tirion, y las reglaban, pues creían que todos debían adornarse con ellas sin pagar precio alguno. Finwë y su Reina, Míriel tuvieron a su hijo Fëanor ("espíritu de fuego"). Fëanor creó algunas gemas mágicas de poca importancia, sólo para que resplandecieran a la luz de las estrellas, pero hizo otras piedras, llamadas Palantiri (piedras con las que se permitía la comunicación de dos mentes que estuvieran escrutando dos Palantiri aunque éstos estuvieran a una gran distancia), que después entregó a los Dúnedain de Númenor. Pero la obra de joyería más grande de Fëanor fueron los Silmarils, hechos con la luz de los Dos Árboles, las joyas más valiosas que jamas se habían visto en Arda. Pero Melkor, el Vala de la destrucción derribó los Dos Árboles Sagrados y robó los Silmarils con la ayuda de la araña Ungoliant. Fëanor juró venganza y cuando supo que Melkor había escapado a la Tierra Media juntó a su gente y a buena parte de los Vanyar y preparó su rebelión contra Morgoth (Melkor), el Enemigo Oscuro.

    El pueblo del tercer linaje eran los Teleri, los más numerosos, por lo que su viaje fue el más lento. En las tierras fronterizas del oeste de la Tierra Media, los Teleri se detuvieron por miedo a cruzar el Gran Río Anduin y las Montañas Nubladas. Algunos elfos se separaron y se dirigieron hacia el sur, a los Valles del Anduin. Pero el principal grupo de los Teleri continuó hacia el oeste, hacia Beleriand. Estaban acampados en un gran bosque, al otro lado del río Gelion, cuando perdieron a su rey, Elwë Singollo. Elwë se adentró en el bosque de Nan Elmoth y allí cayó en un encantamiento amoroso de Melian la Maia. Una parte de los Teleri, que se dieron el nombre de eglath, los «olvidados», no quisieron seguir sin él. Permanecieron fieles hasta que Elwë volvió con su esposa Melian.

Embarcación Teleri     Pero mucho antes de que Elwë regresara, el grupo más numeroso de los Teleri escogió a su hermano Olwë como rey y volvieron a emprender viaje al oeste, hacia el Gran Mar. De todos los elfos, eran los mejores cantores y también los que más amaban el mar. Algunos los llamaban lindar, los «cantores», y otros falmari, los elfos del mar. Al escuchar las canciones de los elfos, Ossë, el Maia de las Olas, se les acercó. Aprendieron mucho de Ossë sobre el mar, y ello aumentó su amor por las turbulentas costas de la Tierra Media. Así, cuando Ulmo, el Señor de los Océanos, fueron a buscar a los Teleri, de nuevo un grupo de ellos abandonó el viaje. Éstos se llamaron falathrim, los «elfos de las Falas», quienes se quedaron en la Tierra Media por amor a sus costas (en la Tercera Edad del Sol, los Teleri falathrim son los Elfos de los Puertos Grises, en Arnor, al oeste de la Comarca). La mayoría de los teleri fueron al oeste con Ulmo, aunque Ossë fue con ellos. Ulmo, al ver cuánto amaban las olas, no quiso llevarlos fuera del alcance del mar. Así que, al llegar a la vista de las Tierras Imperecederas, ancló la isla en la bahía de Eldamar, a la vista de la Luz y de la tierra de sus parientes, aunque no pudieran alcanzarla. Los Valar querían llevar al tercer linaje a su reino. Por eso le pidieron a Ulmo que enviara a Ossë a buscarlos. Ossë enseñó al gran señor elfo Cirdan a construir barcos, cuando éste era joven, con la esperanza de que alguna vez todos los de la Tierra Media se desplazaran por fin a Aman para que los Eldar y los Avari estuviesen otra vez juntos, en las mismas tierras, las Tierras Imperecederas.

    Mientras tanto, los Teleri de Aman se hicieron grandes constructores de barcos en la época de Fëanor y éste pensó que la única forma de ir a la Tierra Media a por Melkor era con los barcos de los Teleri. Por ello, él y su ejército cuando estuvo preparado se dirigió a Aqualondë a pedir los barcos de los Teleri, pero éstos se negaron. Entonces, Fëanor produjo una de las dos matanzas entre hermanos elfos con cruenta batalla hasta que tomaron los barcos por la fuerza. Al ver la matanza, algunos Vanyar volvieron a sus tierras, pero muchos de este linaje acompañaron al gran ejército de los Noldor capitaneado por Fëanor hasta la Tierra Media. Los Valar, al ver la matanza entre los elfos maldijeron a Fëanor y a su ejército, y fuera por eso o no, perdieron la guerra contra Melkor y Fëanor nunca volvió a ver los Silmarils. Gran parte del ejército de los Noldor, con Fëanor y sus hijos, murió en aquella guerra después de varias batallas.

    Los hijos del tercer hijo de Fëanor, Finarfin, que se había quedado en Aman para gobernar a los Noldor que no fueron a la guerra, fueron a la Tierra Media a vengar a su abuelo, pero también murieron. Como venganza a todas estas guerras, Morgoth destruyó gran parte de los reinos de los Noldor, las tierras de los Enanos y las tres Casas Reales de los hombres de la Tierra Media (edain), hasta que los Valar, al ver tantas guerras y muertes, fueron a la Tierra Media contra Melkor y lo derrotaron, y por fin desapareció de Ëa para siempre.

    Después de la Guerra de las Joyas, algunos elfos volvieron a Aman. Los que quedaron, levantaron grandes cuidades en la Tierra Media. Sería a comienzos de la Cuarta Edad del Sol cuando todos los elfos de la Tierra Media fueron a los Puertos Grises y de allí, embarcaron hacia las Tierras Imperecederas con los barcos de Cirdan...

Siguiente: Elfos de la Tierra Media

 SIGUIENTE

índice/info elfo/general/elfos aman/elfos t. media/historia de hoy/secretos/el otro lado/diccionario/aragorn /

después guerra/tributo camelot/tablón anuncios/links/actualizaciones/contactar/nombres

Álvaro Gómez, todos los derechos reservados (1998 - 2006)
Texto íntegramente redactado por Aragorn III de Camelot
Imágenes de la Enciclopedia de Tolkien de la Editorial Timun Mas
Música de algún sitio de Brave Heart
Agradecimientos a los Noldor y a los Teleri, que en algún sitio tienen que estar...